PÉRDIDAS Y GANANCIAS EN LA VIDA DE UNA MUJER

7 Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a[f] Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, 9 y ser hallado en El… Filipenses. 3:7-9)

Hay tantas cosas que para mi como mujer en algún momento de mi vida representaron ganancia. El estudiar la carrera que siempre había soñado, graduarme y tener una profesión y un trabajo, el casarme, tener una familia, el viajar y conocer otros países, el tener la casa de mis sueños, el poseer un coche, etc, estuvieron en mi lista de ganancias.

Perdida para mi era reprobar exámenes, no graduarme de universidad, no conocer nuevos lugares,  terminar una relación con un novio, no ser popular, o no ser aceptada en ciertos grupos, el no obtener la aprobación de mis padres, profesores o líderes. Aun hoy en día, experimento en mis emociones perdidas. Todas tenemos maneras de pensar diferentes, ¿Cuáles son tus ganancias? ¿Qué es eso que deseas tanto que estas dispuesta a pecar para obtenerlo? Algunas son cosas legítimas.  

Tal vez, para ti sea entrar a un grupo, obtener cierto título, o certificación, mudarte a alguna región o país diferente, tener cierta forma de pelo o de cuerpo o el conquistar al hombre de tus sueños. Conocer a Jesús y entregarle tu vida, es la mayor ganancia y la mejor de las ganancias, todo lo demás es considerado como basura para ganar a Cristo (Filipenses.3:8).

Conocerle es mejor que el oro y la plata, que las diversiones, que el posición laboral,  mejor que las inversiones. Jesús es el gran tesoro que encuentras en un campo y vas y vendes todo lo que tienes para comprar ese campo. Jesús es la perla de gran precio, por el cual te apartas y abandonas amistades y lugares que te arrastran al pecado, por comprar esa perla de Gran precio, JESUS. Mateo. 13:44-46

44 El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo, que al encontrarlo un hombre, lo vuelve a esconder, y de alegría por ello, va, vende todo lo que tiene y compra aquel campo.

45 El reino de los cielos también es semejante a un mercader que busca perlas finas, 46 y al encontrar una perla de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.

Alguien dijo: “Todo menos Cristo es igual a nada. Nada menos Cristo es igual a Todo.No importa que tengas cumplidos todos tus deseos y sueños, si no tienes a Cristo, de nada sirve. Cuando obtienes algo, y tienes anhelos satisfechos, viene la pregunta, y ¿después de esto que? Hay vacíos no satisfechos.  Supongamos que Dios nos pide escoger, hacer una elección entre tomarlo a Él solamente o tomar Sus bendiciones (salud, esposo, hijos, casa, y carros, amigos, trabajo) Si escogemos a Dios lo tendremos todo, a él y a sus bendiciones.

Dios es mejor, Dios es más grande que nuestros valores: el deseo de los ojos, el deseo de la carne y que la vanagloria de la vida. Su matrimonio o su maternidad no están primero que Dios. El matrimonio, el romance, pueden convertirse en un ídolo. El ser madre no está primero que Dios. La maternidad no debe ser un ídolo. Tu identidad no es tu estado civil casada o soltera, ni tu profesión, ni tu título universitario, el ser bella y joven todo el tiempo puede distraerte y desenfocarte de Tu Señor. Ni el coche que manejas, ni la ropa que usas, etc., ni la música que oyes. El disfrutar con tus amigos, no te consolará en el día que necesites la lectura de la Palabra, las oraciones, y el conocer la voluntad de Dios.  

DIOS ES MEJOR GANANCIA QUE LOS DESEOS DE LA CARNE

Los deseos de la carne muchas veces son necesidades físicas lícitas, como comer, beber, vestir, tener un techo, el ser amada y ser conocida, pero no solo de esas cosas vive el hombre, sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios. Algunos deseos de la carne, nos apartan de Dios, nos alejan, debemos aprender a pelear con la tentación y negarnos a nuestros deseos.

Mas tú joven huye de las pasiones juveniles, y sigue la Fe, la Justicia y el amor. El dominio propio guiado por el Espíritu Santo, nos guardará del mal.

DIOS ES MEJOR GANANCIA QUE LOS DESEOS DE LOS OJOS

El admirar lo bello que ha hecho Dios no es pecado, pero el desear lo que ven nuestros ojos, provoca codicia y muchas veces estamos dispuestos a pecar para obtener eso que vemos. Cuidado que como Eva, no caigamos en las garras de la tentación, sin pelear adecuadamente, sometiendo nuestros deseos a una transformación de nuestra mente.

DIOS ES MEJOR GANANCIA QUE LA VANAGLORIA DE LA VIDA :

Todas buscamos la aprobación de los demás, queremos sentirnos amadas, afirmadas, aceptadas, pero algunas veces deberemos de pagar el costo de perder la aprobación de los hombres por ganar a Cristo. Y tener por basura el  ser popular, famoso, ser conocido en las redes sociales.  7 Pero todo lo que para mí era ganancia, lo he estimado como pérdida por amor de Cristo. 8 Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a[f] Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo, 9 y ser hallado en El… Filipenses. 3:7-9)

Dios es mayor que tus mayores perdidas, tus decepciones, mayor que tus heridas, mayor que tus pecados, mayor que los engaños, mayor que las caídas, Tanto que Él las cubre con su sangre y las perdona y limpia. Ven a El. Fil.1:21 Para mi el vivir es Cristo.

EXAMINA LA VIDA TEMPORAL,

Donde todo en esta vida pronto pasará, y escoge las cosas que no se ven , escoge las que son eternas,  solo lo que haces para Cristo durará. Dar a Cristo TODO es lo único que hacer, cuando tenemos solo una vida, porque escondido en Cristo, esta la única manera y forma de ganar.

¿Qué aprovecharas si ganares el mundo y perdieres tu alma?
Hoy 40 años después de haber entregado mi vida a Cristo, haberme casado y haber recibido bendiciones compradas por Cristo en la cruz,  tener el regalo de tener hijos, confirmo que Dios ha sido muy bueno, bondadoso pero con gratitud puedo confirmar que solo lo que haces para Cristo es ganancia segura, durara, que Cristo es Mayor y Mejor, y que todo lo demás, pasara.

Seamos sabias, escojamos bien, invirtamos en las ganancias espirituales, eternas y rechacemos lo que es temporal, lo que perderemos, las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s